Publicado el 25/09/2016 por

Agustín cuenta que ha pasado los últimos 50 años construyendo un helicoptero. Durante todo este tiempo ha sido motivo de burlas y risas por parte de sus vecinos. El afirma que el día que saque el helicoptero a la calle volará.

Ninguno de sus vecinos ha comprendido que Agustín es un escultor y no está en absoluto loco, pero que aun en el caso de que lo estuviese todo el mundo tiene derecho a su propia locura y a vivirla sin la censura o sin la interferencia de las risas de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *