Siempre he tenido la teoría de que cuando la prensa de papel culpa a la crisis o a Internet de sus dificultades económicas o de los problemas que tienen para vender un periodico en un quiosco están en un error. La crisis de la prensa empezó exactamente el día que quitaron los anuncios de putas de la última página. Eso fue lo que los mató. ¿Pero quién reconoce ahora que las putas eran la base de su financiación y que además a la gente le interesaba más leer sus anuncios que las noticias? Es complicado.

18/10/15 | enlace

GREENSHINES.COM