No todo el mundo es real

Seguro que alguna vez te has visto en una situación en la que piensas que las acciones de la otra persona no tienen sentido, la actitud que adopta (y no abandona) carece de toda lógica.

Alguna vez habrás conversado con alguien cuyos argumentos, respuestas y razonamientos carecen no ya de sentido lógico si no casi de significado, como si hablaras con un asistente virtual en Internet. Esa persona no es real.

La naturaleza, el universo en definitiva, a pesar de su aparente caos es una máquina diseñada para ahorrar recursos. No desaprovecha ni malgasta nada, todo está optimizado hasta el último detalle para ahorrar. El universo no mata moscas a cañonazos.

Poblar planetas con millones y millones de seres inteligentes sale caro en cuestión de recursos y mas cuando un porcentaje ínfimo de ellos hace de sus vidas algo de valor. Por otro lado colocar sólo a ese porcentaje ínfimo de personas en un planeta enorme los haría desgraciados, solitarios, y los conduciría a la depresión.

La solución de la naturaleza fue muy simple: un pequeño porcentaje de la población mundial es gente real, los demás son bots, virtualizaciones, un conjunto enorme de seres manejados por una sola inteligencia central.

Dirigidos para dar sentido, una trama y acompañar a ese pequeño porcentaje de humanos reales, los bots están aquí como parte del decorado, como mobiliario del mundo. Es la herramienta que la naturaleza usa para crear el guión y dirigir la historia de esos humanos reales por donde ella quiere, son como los NPCs de los videojuegos.
(NPC = non playable character, en los videojuegos, personajes no controlados por el usuario)

Si eres un ser humano real y estas leyendo esto ahora mismo tu cabeza estará llena de preguntas.
¿Son mis padres reales? ¿Son mis hijos reales? ¿Es mi novia real? ¿Cuánto tiempo llevamos aquí?
Todas las respuestas se responden con un juego: tú eres capaz de distinguir a la gente real de la que no lo es. De la misma forma que te explicaba al principio que eres capaz de diferenciar a un asistente virtual en una web de un supuesto humano. Piensa, recuerda situaciones.

Distinguir a un humano ‘no real’ no es complicado; están dirigidos por una sola inteligencia central así que no tienen muchas aristas, no tiene muchos detalles. Es así como tienen que funcionar, seres no complejos para ahorrar recursos.

Haz una lista de gente real y gente no real. Desde siempre has sabido quienes son.

Por otro lado cabe la posibilidad de que ahora mismo estés pensando que tú sí eres un humano real, lo afirmas de modo tajante después de leer el texto pero ni siquiera te has parado a preguntarte si lo eres o no, y de hecho este texto te pone nervioso.

Puedes pensar que este argumento es racista, clasista, estúpido, que carece de fundamento, que es una tontería o una mala ficción, una mentira.

Eso que sientes, esa soberbia, esa ignorancia, ese miedo es un síntoma diseñado para evitar que te plantees esta pregunta. Si estás seguro de ser un humano real, seguramente es porque no eres un humano real.

No tengo nada en vuestra contra, sois necesarios para mantener un guión y una estabilidad. Comprendo que tengáis que existir de la misma forma que existen las matemáticas o el tiempo. Entiendo que sois una herramienta y este texto no está dirigido a vosotros sino a la inteligencia que os dirige, no es más que un ‘hola algunos sabemos que estás ahí dirigiendo’, te hemos descubierto y en principio no estamos enfadados.

05/11/12 | enlace

1998-2017 GREENSHINES.COM - Greenshines es una publicación para caballeros escrita por Israel Greenshines y online desde 1998. Ahora mismo hay 5.001 personas online leyendo Greenshines contigo.