¿Recuerdas lo que hice en Whatsapp?

Seguro que te recuerdas cuando hace unos meses di mi número de teléfono de whatsapp para que todo el que quisiera pudiese preguntarme cosas o simplemente saludarme. Aquello como explique fue muy divertido pero al mismo tiempo fue una locura porque Whatsapp no parecía estar preparado para alquien que tenía cientos de personas escribiéndole sin parar. Mi teléfono parecía una feria sonado sin parar y la batería me duraba 20 minutos. Tuve que parar el experimento, aquello era una locura.

Desde hace unos meses también, al mismo tiempo, he estado “jugando” con Snapchat.

A video posted by Israel Greenshines (@greenshines) on

Y me he dado cuenta de que Snapchat me permite hacer lo que hacía con whatsapp pero mucho mejor. La idea sigue siendo la misma y haré un post entero al respecto como hice aquella vez con whatsapp, pero si quieres empezar a probarlo conmigo es tan sencillo como Instalarte Snapchat en tu teléfono, si es que no lo tienes instalado ya, apuntar la cámara de Snapchat hacia este el logo de Snapchat de aquí abajo y tocar con el dedo la pantalla de tu teléfono. Al instante me estarás siguiendo, parece magia. Prueba a ver. Apunta la cámara de Snapchat a esto de aquí abajo

2015-01-29-15.53.25

Otra forma de seguirme es simplemente añadirme a mano, mi nombre de usuario es: Greenshines, es menos espectacular que el método anterior pero funciona igual de bien.

Cuando me hayas añadido ya está todo hecho, puedes hablarme tal y como hacías antes a través de whatsapp, puedes escribirme, enviarme fotos, vídeos o lo que quieras. En la época en la que tuve abierto mi whatsapp descubrí que estar en contacto con la gente que lee Greenshines es muy muy divertido así que estoy seguro que con Snapchat va a ser incluso mejor.

29/01/15 | enlace

GREENSHINES.COM