ESTÁS EN GREENSHINES.COM, UNA PUBLICACIÓN PARA CABALLEROS ESCRITA DESDE TOKIO por ISRAEL GREENSHINES Y ONLINE DESDE 1998.

¿Quién escribe Greenshines? | Instagram | email: israel@greenshines.com | Newsletter | Foro | Webcams

SECCIÓN: Post Personales | Volver a la portada de Greenshines

Llevo viviendo en un hotel de Tokio un año y medio

Hace un año y medio que vivo en un hotel en Tokio y aunque en Japón no pasan por la calle estas cosas que pasan en Miami en el mes de Noviembre, no lo echo de menos.

Después de varios años en Estados Unidos consideraba que ya había visto todo lo que tenía que ver y que me apetecía vivir en otro sitio.

Vivir permanentemente en un gran hotel para el no iniciado puede parecer una locura, pero a la hora de la verdad no solo es carísimo, lo cual siempre es bueno, sino que es tremendamente práctico porque no necesitas contratar ningún tipo de servicio, no necesitas contratar niñera, ni servicio de limpieza, ni nadie que cocine; suele coincidir que los restaurantes de los mejores hoteles son tambien los mejores retaurantes.

No tienes ni que poner tu arbol de Navidad, cuando llega Navidad hay alguien que pone un par de árboles de Navidad por ti.

Es tener de manera instantánea un ejercito de gente a tu servicio sin tener que lidiar con los inconvenientes que tiene el servicio si lo contratas tu. Es como vivir en un palacio. Puedes subir y bañarte en la piscina cubierta de la última planta a las 4 am, cenar en cualquiera de los tres restaurantes o bajar a las 12 al bar y tomarte lo que quieras con música en directo de una banda de Jazz y en 5 minutos volver a estar en tu casa, en el mismo hotel, trabajando.

Hace poco leí en un periódico español un reportaje, pondría el enlace pero no recuerdo en que periódico fue, en el que contaban como había algunos españoles que vivían en Hoteles en Madrid (Hoteles venidos a menos), un diseñador alcohólico y sin familia, el CEO de una staurtup que no conoce nadie. En el artículo pretendían enfocarlo como algo bastante glamuroso, pero debido a que los hoteles de los que hablaban eran hoteles de mala muerte, el periodista que lo contaba parecía ser muy impresionable y los personajes bastante decadentes a mi personalmente me dio bajona todo el tema. Por eso se me ocurrio contar aquí como es vivir en un hotel y porque no tiene que ser algo que hacen personajes decadentes al borde del suicidio.

Yo llegué a Tokio con la idea de alquilar una casa pero las cosas en Japón, y sobre todo en Tokio, en cuestión de espacio son muy diferentes a como son en Occidente y a los pocos días de mirar casas en Tokio llegué a la conclusión de que era mucho más práctico hablar con el hotel, llegar a un acuerdo y quedarme las dos mejores habitaciones del hotel, que además son contiguas y comunicadas interiormente, y hacer de eso mi casa en Japón durante los siguientes 12 meses.

Esos primeros doce meses viví en el hotel Park Hyatt, es el mismo hotel en el que se rodó la película Lost in Translation, y más tarde, pasados esos 12 meses, decidimos que queriamos quedarnos mas tiempo en Tokio pero en otro hotel así que repetimos la operación en otro hotel en el que llevamos ahora 6 meses y del que no quiero dar el nombre ahora mismo porque la experiencia me ha enseñado que por muy lejos que creas estar siempre hay un loco dispuesto a hacer algo extraño.

Park Hyatt es probablemente uno de los mejores hoteles del mundo, pero está en una zona de Tokio que no me gusta demasiado.
Realmente la zona no es un problema porque el metro de Tokio es increíble, si no fuera porque a ciertas horas vas un poco apretado y porque no funciona 24h y para mi que vivo prácticamente de noche eso es un problema, así que durante el año pasado prácticamente mi único medio de transporte fue este coche que parece un coche de la Yakuza, y que pertenecía un señor que trabajaba como chófer particular.

Mi conclusión es que siempre que lo hagas a la edad adecuada, vivir en un hotel, es en realidad una de las mejores cosas en las que puedes gastar tu dinero solo superada por la de morir en un hotel. Ayer leí que Chiquito de la calzada ha muerto dejando 3 pisos cochambrosos en Málaga y un montón de dinero a su sobrina Loli y por el nombre de la sobrina y los bienes que dejó me pareció una forma bastante casposa de morir. Chiquito De La Calzada con ese dinero podría haber muerto en un gran hotel en Nueva York y utilizar ese dinero que ha dejado a la Loli para dejar una herencia de su nombre que estuviese a la altura de su genio, que tampoco era demasiado, no vayamos a exgerar ahora. La forma en la que muere uno es casi más importante que la forma en la que vive, porque al contrario de lo que dicen, la última impresión es la realmente importante, la que cuenta.

Hace unas semanas, tambien escribí un post en el que cuento como tener tu propio Greenshines y vivir en Hoteles al rededor del mundo.

Puedes leerlo aquí:

El secreto para tener tu propio Greenshines
http://greenshines.com/el-secreto-para-tener-tu-propio-greenshines/

29/11/17 | enlace

El secreto para tener tu propio Greenshines

Cuando empecé con Greenshines, hace mucho tiempo, me di cuenta de que lo más importante para la página era que yo estuviese contento. Si yo estaba contento, Greenshines funcionaba.

Recuerdo que por aquella época lo primero que hacía alguien cuando le iba un poco bien en Internet era contratar a mucha gente, montar una oficina y meter dentro a los contratados. Yo nunca tuve alma de oficinista así que invertí mi dinero en mi, en estar contento. En lugar de grandes oficinas he trabajado siempre desde grandes casas alrededor del mundo y en lugar de muchos empleados he procurado trabajar un poco más que los demás, ser un hombre orquesta y hacer de Greenshines un espectáculo llevado por una sola persona.

Durante los últimos 18 años he estado viviendo y escribiendo en Greenshines desde Madrid y Sevilla los primeros años y después desde Miami, Vancouver, Los Ángeles, Nueva York y ahora desde Tokio. Ese es el secreto de que Greenshines hoy siga existiendo y me guste tanto escribir aquí como me gustaba la primera semana, estar contento, esa estrategia me ha permitido tener el blog personal más popular en Español, que me lean cada día miles de personas y tener una vida que de otra forma me hubiese sido imposible tener.

Hace un tiempo, como parte de ese trabajo de hombre orquesta, empecé a grabar unos vídeos que pensaba usar como cabecera en un nuevo diseño de Greenshines que al final no termine usando. Este es uno de esos vídeos, está grabado desde la ventana de la cocina de mi casa en Tokio.

30/09/17 | enlace

En este post te cuento como cagar con clase por el mundo

He escuchado a muchas personas decir que lo primero que hacen tras montarse en un avión, entrar a un cine o cualquier local público es localizar la salida de emergencia y trazar un plan en su mente para salir rapidamente del local o del avión en caso de que sea necesario: “La salida esta 4 filas más alante y hay un gordo sobre el que debo saltar por encima…” etc. Yo no hago ese tipo de cosas porque no voy al cine desde hace años y mucho menos a locales públicos, la misma palabra público ya me produce repelús como me lo produce todo lo público, y aunque sí que es cierto que viajo mucho en avión lo hago siempre en primera clase y no necesito hacer ese tipo de planes. Verás, algo que la gente de a pié no sabe es que hay un acuerdo tácito entre las aerolíneas y los señores que viajamos en primera clase que consiste en que en caso de emergencia, las azafatas retienen y obstaculizan la salida a los de clase turista hasta el final con cualquier excusa para que los ricos de primera clase salgamos primero y salvemos la vida. Además de eso, en caso de accidente los pilotos, como parte de ese acuerdo tácito también, chocan en la medida de lo posible siempre con la cola del avión para que los de clase turista se lleven toda la ostia. De esto no te enteras si viajas siempre en turista, no te lo van a contar. Pero cuando viajas en primera al tercer o cuarto viaje te lo comentan como en broma las azafatas, pero todos sabemos que están hablando muy en serio.

Lo que si hago parecido a eso de hacer planes de escape de situaciones de emergencia es un mapa de los mejores váteres de las ciudades en las que vivo. Me refiero a váteres a pie de calle. Me explico. Imagina que vas por la calle paseando y de repente caes en la cuenta de que te estas cagando, la gente normal entra donde puede: un bar, un Starbucks que se yo. A mi me da asco eso, así que durante años me he creado un mapa mental de los mejores váteres ocultos de todas las ciudades en las que he vivido. Miami, Vancouver, Nueva York, Madrid, Tokio etc. Hay váteres desperdiciados que nadie usa y están impolutos en bancos, joyerías, hoteles, edificios importantes etc. y yo mantengo un mapa mental de mis rutas y esos grandes váteres donde al salir te llaman señor y te abre la puerta un portero.

Podría incluso hacer un ranking de ciudades con mejores váteres ocultos en la que Madrid ocuparía el último puesto por su poca oferta, destacaría únicamente tal vez el vater del edificio de la inmobiliaria Engel & Voelkers en la calle Génova, en la que tienes que mentir a los de seguridad en la puerta y tras enseñarles el DNI decir que has quedado con Jon Loizaga (nombre ficticio, yo uso uno real de alguien que trabaja allí y a quien compre un piso hace tiempo) que te va a enseñar un piso. Una vez que entras, el váter secreto está en la quinta planta. Miami tiene poca oferta también, al igual que Madrid, pero por razones diferentes. Si Madrid tiene poca oferta porque en realidad en Madrid todo es mas bien cutre y publico, en Miami hay poca oferta porque al no ser una ciudad como tal tienes que moverte en coche a todos lados y si te estas cagando en Aventura en medio de un atasco, ir a un váter que secreto conoces en Brickell no es una solución.

Vancouver sin embargo no está nada mal en cuestión de váteres ocultos y destacaría el que hay junto a la recepción del hotel Shangrila y en la misma calle el de la sucursal principal del TD Bank en el edificio del Pacific Centre. Manhattan es posiblemente el mejor sitio junto con Tokio que destaca de lejos por poseer los mejores váteres secretos y de extrema calidad de todo el planeta. En Tokio uno de mis favoritos y que me ha salvado la vida en muchas ocasiones se encuentra en la segunda planta de uno de los dos Bic Camera que hay en Shibuya, el que esta camino de Omotesando, concrétamente este. Hago ese camino Shibuya Omotesando paseando muchas veces. La segunda planta de Bic Cámera, donde se encuentra ese váter es la planta de audio así que además de ir a un baño que nadie utiliza y está impoluto, tienes la ventaja de que si alguien te acompaña no tiene porque quedarse aburrido contando los minutos que tardas en salir sino que puede trastear un rato y mirar auriculares, amplificadores de bolsillo y reproductores portátiles de audio de alta definición, tienen siempre las últimas novedades.

28/09/17 | enlace

Kit de playa número a01983bchkit

He venido a pasar el fin de semana a Menorca, he venido sin maleta y con este kit de playa.

Para mi lo peor de viajar, lo que realmente odio, es todo el tema de la maleta. Hacer la maleta, facturar la maleta, recoger la maleta, deshacer la maleta, volver a hacer la maleta cuando te vas etc. Incluso aunque sea una maleta de mano que puedas llevar contigo en la cabina del avión, termina siendo un coñazo. Pasarla por seguridad, llegar con todo prensado y arrugado ahi dentro etc. 

Decidí hace tiempo que en la medida que me fuese posible viajaría siempre sin maleta. El truco que he usado desde entonces es muy simple: Dos días antes de salir haces un pedido por Internet a una tienda de ropa de tu confianza y que sepas que no te va a fallar, yo compro aquí, y pides ropa no muy cara y que no te importe tirar a la basura cuando te vayas (esto es mucho más facil si viajas en verano o a un lugar con buen clima donde no necesites abrigos o jerseys) y haces que te la envien al hotel donde te vas a quedar. Sales de tu casa hacia tu destino con lo puesto, como si salieses de paseo y cuando llegas está allí todo esperandote,  Camisetas limpitas, unos pantalones, calcetines, calzoncillos etc. Todo recien comprado esperandote en la recepción del hotel. Lo usas y cuando te vas lo tiras todo.

Ese es mi secreto para viajar sin maleta. Es posible que para muchos sea una locura, pero así es como hago las cosas y puede que entre los que me leeis haya gente o que bien puedan apreciar el truco o que disfruten echándose las manos a la cabeza con él.

​​​​​​​Esta es mi cuenta de Instagram: @greenshines donde a veces cuento más cosas como esta de como viajar sin maleta.

15/07/17 | enlace

No tengo carnet pero voy en un coche de la Yakuza

No tengo carnet de conducir, así que depende de en que ciudad esté me toca contratar a un conductor. Por lo general al conductor lo contratas y el coche lo pones tu, así es por ejemplo en Miami. Pero en japón hay muchos conductores que vienen con coche y uniforme puesto, lo que es fantástico porque así te evitas tener que hacer un lease o lo que sea.

Yo no lo uso casi nunca porque me gusta ir en metro aquí, pero tengo 5 hijos a los que hay que desplazar. El post venía a que viérais el coche del señor que he contratado, es como ir en un coche de la Yakuza años 60.

06/06/17 | enlace

Así es una mañana antes de sentarme a escribir aquí

Casi todas las mañanas cuando me despierto suelo pasear desde mi dormitorio hasta un despacho que tengo al otro extremo de la casa. 

Suelo recorrer el espacio que separa un lugar de el otro sin pararme. Es más o menos como ir montado en uno de esos trenes pequeños que te pasean por dentro del parque de atracciones. Lo primero que me encuentro en mi camino es un ventanal muy grande que da al jardín y aprovecho mientras paso por delante para hacer gestos con los brazos señalando algo al azar al jardinero, como si estuviese muy enfadado con lo que esté haciendo en ese momento al tiempo que muevo la boca como si le estuviese gritando; él cree que realmente le estoy gritando desde el otro lado del ventanal, y se pone firme y dice que si muchas veces con la cabeza. Yo no tengo ni idea de jardinería, ese señor podría estar destrozándolo todo y yo no me daría cuenta, pero he aprendido con los años que ese tipo de gestos mantienen al personal de servicio a raya y ellos en el fondo creo que hasta lo agradecen. Les gusta pensar que hay alguien que los vigila, si hay alguien que lo vigila y aun no lo han echado a la calle es que lo está haciendo bien, tiene su puesto de trabajo seguro.

Por el camino, también paso por la cocina, pero ahí no juego. A las cocineras procuro caerles bien, no quisiera que una de esas gordas escupiese en mi comida. Las veces que he tenido un problema con ellas he mandado a otra persona a poner orden y yo he hecho como si estuviese de parte de ellas. Por la cocina paso sin parar y dando los buenos días. Si quiero saber que hay de comer ese día no paro, simplemente giro la cabeza y miro hacia atrás mientras sigo caminando o pregunto a otra persona del servicio.

Creo que no lo he contado nunca, tengo 5 hijos y uno en camino. Empecé muy joven a tener hijos, por lo general me suelo cruzar con alguno en ese paseo al que saludo y regaño al mismo tiempo: “No creas que no me han contado la que liaste ayer…”, cuando son 5 y pasan todo el día en la casa siempre hay un motivo para repartir capones y regañinas. Ninguno de ellos va al colegio, no enviaría jamás a un hijo mío al colegio a ponerlo en manos de pedofilos o a que los adoctrinen en el culto a la miseria y al comunismo al que adoctrinan hoy a todos los niños en los colegios. Vienen dos profesores a darles clase, así que la casa está siempre llena de gente.

Sobre la mesa de mi despacho cuando llego está mi desayuno, alguien lo lleva desde la cocina a mi mesa corriendo cuando escuchan que me acababo de levantar. Siempre desayuno una ensaimada y una Cocacola.

Todas la mañanas suelen ser parecidas y en ese recorrido que hago lento pero sin detenerme suelo pensar qué es lo que voy a escribir aquí. Hoy al pasar por la cocina la radio estaba encendida de fondo y estaba sonando la mejor canción que he escuchado este año:

The Weeknd – I Feel It Coming ft. Daft Punk

No deja de ser triste que la mejor canción de este año pertenezca a The Weeknd que es un gordito que imita a Michael Jackson, pero que le vamos a hacer, hoy nos tenemos que conformar con sucedáneos de casi todo. Por otro lado es de agradecer que haya al menos un negro cantando y la canción no vaya de que te va a matar a ti, a la policia o peor aun a los dos.

En Asia pasa justo lo contrario, parece que ellos acaban de encontrar sus propios 80/90, acaban de llagar allí y hacen vídeos musicales como este.

¿No te parece fantástico? No hay ningún tipo de mensaje politico ni reivindicación de ninguna clase oculto en el vídeo. Es solo música cursi. Parece que estoy escuchando al Glenn Medeiros coreano, es normal tienen sus propios 90. Lo bueno de eso es que si te vas a Japón a pasar no 5 días de turista sino un año entero vuelves a vivir en los 90, lo malo es que no vas a querer volver a occidente después de eso. ¿Quién en su sano juicio querría volver de 1990 a 2017? Nadie.

Me acabo de dar cuenta cuando me senté a escribir esto hace un rato que sois 873.031 los que recibís el email de Greenshines. En un principio, hace algunos años, cuando no existía ni Facebook ni Twitter ese email lo enviaba solo a algunos amigos a los que conocía en la vida real y a los que les gustaba que les pasase cosas que encontraba por Internet y fíjate en lo que se ha convertido ese email.

Posiblemente este año lleguemos a ser 1.000.000 UN MILLON. Normalmente cuando se celebran cifras se suelen dar las gracias a los lectores y yo las daría de corazón si os las merecierais, pero es que creo que el mérito aquí es solo mío. Soy posiblemente la persona más leída de España y hasta ahora he pasado casi desapercibido.

Si quieres recibir tu tambien ese email que envío puedes dejar tu email aquí abajo.

Si quieres saber exactamente qué envío en ese email puedes leerlo aquí.

17/03/17 | enlace

No he conocido jamás a nadie que escribiese en GQ y que no fuese un completo fracasado

Vas a Greenshines, fusilas dos posts de hace un par de años y lo publicas en el número 229 Febrero del 2017 de la revista GQ como si fuesen idea tuya. ¿Quién se va a dar cuenta?

Hace un par de años estaba muy de moda reírse de la gente que grababa vídeos en vertical con el móvil. Por aquella época, ya digo hace dos años, estuve pensando en el tema y llegué a la conclusión de que grabar vídeos en vertical no tenia por qué ser una mala cosa e hice un par de post en Greenshines dando mi opinión sobre el tema intercalando la broma con lo que pensaba realmente.

Estos son los dos posts originales en Greenshines:

Me Gustan los vídeos verticales
http://greenshines.com/me-gustan-los-videos-verticales

El sexting se graba en vertical
http://greenshines.com/videos-de-sexting-grabados-con-el-movil-en-vertical/

Hace una semana más o menos, recibí un email y hoy hace un rato recibí otro email de una persona diferente pero que venía a decirme lo mismo que la primera. Alguien había fusilado esos dos posts míos y los había publicado en la versión de papel de la revista GQ y en la versión online de la misma revista.

El autor del articulo(?) es un tal Nacho Palou que debe haber cobrado a GQ como si lo que ha escrito, sobre un tema que ya tiene más de dos años, se le acaba de ocurrir y es una idea suya.

Artículo en GQ:

A favor de grabar videos en vertical
http://www.revistagq.com/noticias/tecnologia/articulos/que-tiene-de-bueno-grabar-videos-en-vertical/25380

Nacho debe haberse pasado por Greenshines, se habrá bajado el pack de vídeos verticales que dejé en el segundo post y de paso se ha llevado mi opinión sobre el tema para publicarla en GQ y que le paguen los 15 ó 20 euros que le habrán pagado.

Todo esto no me sorprende, no he conocido jamás a nadie que escribiese en GQ y que no fuese un completo fracasado.

07/02/17 | enlace

Kim Kardashian y el minimalismo social

Esta es Kim Kardashian tomando vino y enseñando las tetas con unas amigas en a playa.

kim-kardashian-082216 kim-kardashian-082216a

El mayor disparate de nuestro tiempo es el culto a la amistad que se promociona en todas partes.

Yo siempre he creído más en el minimalismo social. El truco es muy sencillo, tus amigos son exactamente los miembros de tu familia que hay dentro de tu casa cuando cierras la puerta por la noche. Fuera de ahí tienes conocidos pero ninguno, y este punto es muy importante, debe creer tener la suficiente confianza contigo como para poder llamarte por teléfono, enviarte un email o involucrarte en temas personales. Ese es el verdadero secreto de la felicidad.

La gente normal, los que no practican el minimalismo social, suelen tener su vida llena de dramas provocados por la falta de higiene en sus relaciones personales y a la mínima oportunidad intentarán arrastrar a cualquiera que tengan a su al rededor hacia sus miserias. Son expertos en enviar emails o en hacer llamadas telefónicas de esas que convierten tu tranquila mañana de Miercoles en un desastre de proporciones difíciles de imaginar 5 minutos antes de que te llamasen.

23/08/16 | enlace

El único país del mundo en el que la Pepsi está más buena que la Cocacola

Alguna vez me han preguntado que por qué vengo tanto a Japón, una de las razones por las que vengo a Japón y me quedo meses es porque hay una cosa que solo puedo conseguir aquí: Pepsi 5.0 Gv.

Pepsi 5.0 GV contiene 5 veces mas gas que el resto de bebidas de cola, lo que hace que por arte de magia y por primera vez en la historia y solo en este país la Pepsi está más buena que la Cocacola.

DSC01842 DSC01845

El invento 5.0 GV es tan importante, que no solo hace que yo viaje mucho a Japón sino que incluso han contratado a Jude Law para que haga un anuncio increible de Pepsi 5.0 GV para la Televisión. En realidad en el anuncio no se entiende nada de lo que pasa pero sale un demonio gigante bastante bien hecho.

No me ha pagado Pepsi por escribir este post, pero si así hubiese sido no lo contaría.

19/08/16 | enlace

Un Ferrari dentro del avión que me llevaba a Tokio

Creo que lo dije en Twitter o puede que fuese en Telegram, no me acuerdo, me he mudado a Tokio. Acabo de llegar pero, no me he podido esperar a publicar aquí este vídeo que grabé ayer en el aeropuerto de Frankfurt. Al parecer alguien se compró un Ferrari y lo metió en el avión que nos llevaba a todos a Tokio.

Increible ¿eh? Jamás imaginé que se pudiese meter un coche en un avión. ¿Cuanto debe costar facturar un coche? a mi por sobrepeso de la maleta me cobraron 150 euros.

04/08/16 | enlace

Me he comprado un PC

Si allá por el año 2005, 2006 o 2007 cambiaste de PC a MAC, recordarás la sensación, todos la tuvimos. En principio parecía que era lo que había que hacer: “el PC era algo viejo y había que tener un Mac, dedicarte a algo relacionado con Internet y seguir con un PC era quedarte atrás” al mismo tiempo en silencio, yo e imagino que todos, sentíamos lo mismo: Empezar a usar un Mac era como si te hubiesen puesto unas esposas en las muñecas y una cadena con una bola de 70 kilos atada al tobillo. Ya no podías hacer nada de lo que podías hacer antes con tu PC, pero leías por ahí en Internet a gente que te decía que eso era solo el principio y después te acostumbrarías y si no te acostumbrabas tranquilo porque esas limitaciones y todo eso que ahora no podías hacer con tu ordenador, Apple las había puesto allí por tu bien. No eran defectos, eran “mejoras de usabilidad”.

No nos hicimos más preguntas. Muchos, entre los que me incluyo, nos dejamos confundir por Apple. El pago era pertenecer a un club, un club de gente que tenía algo mejor: Un Mac.

Pasaron los años y nos fuimos acostumbrando no a Apple, que también, sino a no poder hacer muchas cosas que antes podíamos hacer con un ordenador. Simplemente dejamos de hacerlas y nos acostumbramos a llevar esa bola de 70 kilos en el tobillo como si fuese algo normal. Yo no volví a tocar un PC nunca más.

A favor de Mac puedo decir que sí, un Macbook Pro era más bonito que cualquier ordenador portatil que pudiéras comprarte entonces, tal vez Sony con los Sony Vaio les podía hacer frente, mis dos últimos ordenadores portátiles antes de mi primer Macbook Pro fueron dos Sony Vaio.

volvamos al presente.

Hace un mes más o menos perdí mi ordenador en un taxi, y por mucho que lo intenté no pude recuperarlo. No tenía ni un solo dato del taxi en el que lo perdi, así que me vi en la situación de tener que comprarme de nuevo un Macbook Pro; uno idéntico al que ya me había comprado no se cuantas veces con pequeñas variaciones en los últimos años o podía aprovechar y dejar de quejarme de que estaba aburrido de Apple y probar a comprarme un PC.

Lo primero que quería de un PC portatil es que fuese totalmente negro sin un logo enorme en la parte de detrás de alguna marca semifea, que no fuese un PC de esos que imitan a Apple en el diseño y tampoco quería que fuese de una marca de esas de PC pensados para jugar a videojuegos con el teclado y el logo iluminándose de color verde o rojo. Quería un PC muy bien construido y que no estuviese acomplejado con Apple, que no lo imitase. Para comprar una mala copia de un Macbook Pro es mejor comprar un Macbook Pro.

Esto es lo que compré:

2016-07-17-23.43

La foto esta oscura es de noche aquí. Si quieres ver el ordenador en detalle es casi mejor que vayas a la web de ellos.

Es un Lenovo Thinkpad P50, he procurado gastar exactamente lo mismo que cuesta el Macbook Pro que hubiese comprado y esto es lo que puedes comprar más o menos por el mismo precio:

He escrito este post, porque pienso que a lo mejor hay gente cansada o aburrida de comprar siempre el mismo ordenador a Apple y con ganas de cambiar, solo por el hecho de cambiar por otra cosa, y no lo haga por miedo a la leyenda negra de Windows. Yo tenía miedo a todo lo malo que recordaba de Windows, parece que ya todo eso pasó.

El teclado de Lenovo es una de las cosas que más me han gustado, realmente sorprendente, mucho mejor que el del Macbook Pro, infinitamente mejor que el nuevo de los Macbook. Por otro lado echo de menos algunos programas que tenía en el Macbook Pro como Coda o Hazel, pero por lo demás al final del día no veo mucha diferencia en trabajar con uno o con otro, hay ciertas cosas que puedes hacer con un PC que no puedes hacer con un MAC pero las diferencias ya no son, o al menos yo ya no las veo, tan grandes como las veía cuando cambié de PC a Apple en el 2005.

Quizas las diferencias más importantes para mi sean estas dos: Las webs, concretamente la tipografía, se sigue viendo mucho mejor en un MAC que en Windows, muchísimo mejor realmente. Puede parecer una tontería o puede que esto no sea importante para todo el mundo, no lo se, para mi si lo es. Por otro lado al Lenovo he podido ponerle un disco duro más de 2TB, además del que traía, algo imposible en un Macbook Pro.

Mi Ordenador perfecto posiblemente fuese este Lenovo P50 con OSX en lugar de Windows 10. De la misma forma que mi teléfono favorito sería un Blackberry Passport con IOS.

He escrito esto intentando evitar que se tratara de un post de Apple vs PC, yo no soy fiel a la tecnología y no estoy en ningún bando. Lo que pretendo con este post mas bien es algo como: “Oye si estas aburrido de Apple y tienes $2600 puedes comprarte este Lenovo, yo lo he hecho y merece la pena. No tengas miedo de Windows han copiado tanto OSX que casi da lo mismo trabajar con uno o con otro.

¿Con cual me quedo al final? ¿Prefiero un Macbook Pro o un Lenovo P50? El teclado de Lenovo y el poderle ampliar el disco duro y por lo tanto no tener que ir cargando con un HD externo es por ahora lo que me hace quedarme trabajando con él a pesar de que las webs se ven infinitamente más bonitas en Mac que en Windows y de no encontrar nada como CODA o Hazel, dos programas casi imprescindibles para mi.

Y esto es todo.

Por cierto, no se si he contado que me voy de Miami y me mudo a Tokio el mes que viene.

Este post no es ni pretende ser un review sobre el Lenovo Thinkpad P50. Esta señora tiene un review bastante bueno en Youtube sobre él: https://www.youtube.com/watch?v=IqtJxBJ8hK0

19/07/16 | enlace

Greenshines demanda a La Tuerka

La historia comenzó en Febrero del año pasado cuando en todos los medios en España apareció la fotografía de una mujer desnuda en la playa que se parecía físicamente a Teresa Rodríguez de Podemos.

La noticia se desmintió casi inmediatamente y por la diferencia de horario, yo no vivo en España, cuando me enteré ya había sido desmentida.

Así que publiqué un post con la foto en el que explicaba que la noticia había sido desmentida, que la de la foto no era Teresa Rodríguez, y la cosa quedó ahí.

Este es el post:

Más de un año después, el 9 de Marzo de este año, recibí un email de alguien con el nick de “Zaura” que decía ser Teresa Rodríguez de Podemos desde una cuenta gratuita de Gmail y me escribía en calidad de parlamentaria del parlamento andaluz. “soy Diputada en el Parlamento de Andalucía”.

El email no era muy largo, lo que quería era que eliminara la foto del supuesto desnudo suyo de mi web. Para convencerme me dijo que no lo estaba haciendo por ella sino por la mujer de la foto. Que ella era un personaje público, pero la mujer de la foto no y que “lo estaba pasando muy mal” al ver cómo su desnudo aparecía en múltiples páginas en internet. Se despedía pidiéndome que hiciera el ejercicio de imaginar que la mujer de la foto era mi esposa o mi hija.

Los parlamentarios no suelen enviar emails a la gente con seudónimos ni desde cuentas gratuitas de Gmail, al menos es lo que yo pensaba hasta ahora, y no me la tomé demasiado en serio. La única razón por la que le respondí es porque justamente meses antes La Tuerka, un medio de su partido político, había hecho lo mismo con mi mujer.

Este es el email que me envió Teresa Rodríguez con el seudónimo de “Zaura” y mi respuesta a él.

Evidentemente el trato que le propuse en el email no era en serio, era simplemente una manera de hacerle ver la contradicción entre lo que me estaba pidiendo y las acciones de su partido. Pensé que la cosa iba a quedar ahí, pero dos días más tarde, Teresa Rodríguez de Podemos, me volvía a escribir con seudónimo.

Esta vez era un email más largo. Su intención era explicarme por qué el caso de la foto del desnudo no se parecía al caso de La Tuerka en contra de mi mujer para pedirme, una vez más, que eliminara la foto de mi web. Entonces si me la tomé en serio.

De nuevo, este es el email que me envió el 11 de Marzo y mi respuesta a él.

En este segundo email sí le explicaba a Teresa Rodríguez el procedimiento correcto para quitar las fotos de mi web, y de cualquier otra. Lo único que tenía que hacer era enviarme una notificación de DMCA válida, y la foto sería eliminada al instante, esto es un procedimiento estándar porque los dueños de las páginas no pueden eliminar cualquier contenido de sus webs simplemente porque alguien con un seudónimo se lo pide. Tendrían que estar eliminando cosas constantemente sin un motivo de peso para ello.

Otras opciones que le ofrecí y que también hubiesen funcionado eran más informales. Por un lado le dije que le dijera a la mujer de la foto, a quien decía conocer, que me escribiera personalmente pidiéndome que quitara la foto y yo la quitaría al momento. Por último le ofrecía otra opción. Si por cualquier motivo los dos métodos de arriba estaban fuera de su alcance siempre tenía la opción de hacer un intercambio de favores conmigo. Eliminando el vídeo de La Tuerka donde se linchaba a mi mujer, podía hacerle el favor personal de eliminar la foto de mi web.

Después de ese email nadie más volvió a escribirme. Ni la mujer de la foto, ni Teresa Rodríguez. Usando un poco el sentido común se llega a la conclusión de que como yo imaginaba y le dije en el email, Teresa Rodriguez posiblemente ni siquiera conoce a la chica que aparece en la foto y es solamente una excusa.

A pesar de que me dijo en sus dos emails que la conocía personalmente es difícil que Teresa Rodríguez la conozca porque es probable que la mujer de la foto ni siquiera sea española. Investigando un poco para escribir esto he descubierto que la foto apareció por primera vez en el año 2012 en una página americana de pago especializada en publicar fotografías hechas en playas nudistas de todo el mundo:

Esta es la fotografía original como fue publicada en internet en 2012 a resolución y tamaño completos. Esta foto fue copiada y publicada por otras webs de nudistas gratuitas que cortaron la foto, le bajaron la resolución y algunos incluso le pusieron logos de sus propias páginas. Si haces una búsqueda en internet verás la misma foto con fecha de 2013, 2014, y 2015.

La página donde apareció la foto original tiene todos los derechos de copyright de las fotografías que publica. Son publicadas en esa web con el consentimiento del fotógrafo y de los sujetos de las fotos que muchas veces son quienes las envían a la página:


*traducción: Notificación de derechos de author. las fotos que aparecen en esta página web pertenecen a la página, o la página es dueña de la licencia para publicarlas, o el autor las envió a Hush-Hush.com junto con el consentimiento para publicarlas por escrito.

En resumen: según la página en la que aparece la foto original, la mujer de la fotografía dio su consentimiento para publicar la foto. Dado que es una página americana con fotos de playas nudistas de todo el mundo, hay pocas probabilidades de que la mujer sea española y de que además Teresa Rodríguez la conozca, y si la conoce lo único que tenía que hacer era decirle que me escribiera personalmente un email. A mí, a la página donde apareció la foto originalmente, y a las decenas y decenas de páginas en internet donde puedes ver esa foto.

Como nunca obtuve otra respuesta de Teresa Rodríguez ni de la mujer de la foto, hay que concluir que es probable que no se conozcan y que el interés de Teresa Rodríguez al escribirme no era defender a la chica sino un interés personal. Cabe la posibilidad de que no le guste que cuando la gente busca su nombre en Google aparezca esa foto. Aunque ponga claramente en mi web que la de la foto no es ella no todo el mundo se toma la molestia de leer. Como la propia Teresa Rodríguez contó en una entrevista, hay mucha gente que cree que la del desnudo es ella, incluso dentro de su mismo partido, y eso le perjudica. Por eso escribe a las páginas para que eliminen la foto, para desvincular su nombre de ese desnudo. Date cuenta de que en el segundo correo incluso le ofrezco mi ayuda para explicarle cómo tiene que hacer legalmente para eliminar de las búsquedas de Google los resultados que no quiere que aparezcan sin tener que estar persiguiendo a los dueños de las webs.

Pero la historia no termina ahí. Ayer un esclavo a las ordenes de Podemos, un señor de El Campello (Alicante) llamado Victor Peña (conocido en Internet como Masademocrata), no muy inteligente y elegido precisamente por eso para hacer el trabajo sucio de Podemos en La Tuerka

victorpeña

subió al canal oficial de La Tuerka en Youtube, el medio de comunicación de Podemos, un vídeo en el que miente a la gente con respecto a la historia que acabo de contar aquí arriba y me insulta como si se estuviese jugando el puesto de trabajo en el medio de comunicación del partido, de no hacerlo. Estas son algunas de las mentiras que dice en el vídeo:

Hace no tanto un tal Israel Greenshines subía una foto a su web en la que según él, aparecía Teresa Rodríguez diputada en el parlamento de Andalucía por podemos en topless.

Pues resulta que el tal Israel Greenshines le dijo a Teresa Rodríguez que no la eliminaba, vamos, que se la sudaba que una persona lo estuviese pasando mal por sus inquietudes de pajillero

Querido Israel Greenshines, pedazo de mierda andante, como ya te explicó Teresa Rodríguez en el mail que te envió, Yael Farache subió su vídeo ella solita a internet, nadie le obligó, nadie le robó el vídeo, a diferencia de lo que has hecho tú que es una violación a la intimidad de una persona

Ah por cierto, dile a Yael que te explique lo de las dimensiones morales que el chantaje viola como dos o tres

El caballero utiliza un medio del partido para difamarme acusándome de varias cosas falsas:

  1. De que dije que la que aparecía en las fotos era Teresa Rodríguez. Falso, en todo momento dije que no era ella la de la foto. Puedes leer el post original aquí.
  2. De que le dije a Teresa Rodríguez que no eliminaría las fotos. Lo que le dije es que las eliminaría sin problemas siempre y cuando se siguiera el procedimiento correcto.
  3. De que “me la suda” que una persona lo pase mal: lo que le dije es que le dijera a la persona afectada que me escribiera directamente y no con intermediarios con seudónimos desde una cuenta gratuita de Gmail.
  4. De violar la intimidad de una persona: Según la página en la que aparece la foto original la modelo de la foto dio su consentimiento para que la foto fuese publicada en esa página nudista de pago. No es una violación de la intimidad de nadie.
  5. De hacer un chantaje: una negociación no es un chantaje. Teresa Rodríguez tenía tres métodos diferentes entre los que podía elegir si quería que yo eliminase la foto. Un método legal, un método informal y si no estaba dispuesta a enviarme un DMCA o a decirle al sujeto de la foto que me escribiera personalmente, siempre podíamos negociar un trato. Un trato no es un chantaje.

A la conclusión que yo llego es que Teresa Rodríguez me pidió que le hiciera un favor, le dije que no, pero que si quería que usara uno de los métodos correctos, y como no seguí sus órdenes envía a uno de sus esclavos a difamarme en La Tuerka.

Quiero que se entienda bien: la impresión que me da es que Teresa Rodríguez está usando el medio de un partido político para difamar a un ciudadano y para lincharlo simplemente porque no cumple con su voluntad. Podemos está utilizando el desequilibrio de poder que existe entre un partido político y un ciudadano cualquiera para castigar al que no complace los antojos de uno de sus miembros.

Pueden hacer este tipo de cosas sin que haya consecuencias porque Podemos traza líneas imaginarias entre su partido y su fundación, entre su partido y su programa de televisión. Aunque son las mismas personas en Podemos, CEPS, y La Tuerka, parece que los que reciben las subvenciones del Estado son otros, que el dinero que reciben del Estado español no se está destinando a hacer este tipo de cosas, a silenciar y difamar a ciudadanos españoles, a los mismos que con sus impuestos les pagan el sueldo.

La Tuerka, al ser un programa privado, en teoría no está financiado por el Estado español, sino por el gobierno de Iran y de esa forma tienen más libertad de movimiento para hacer estas cosas. El desequilibrio, sin embargo, es el mismo que hay con cualquier partido político.

Hay que plantearse qué hará Podemos si llega al poder, si llega a tener el control de medios de comunicación públicos. Qué tipo de cosas podrían hacer entonces contra los que están en su contra o los que simplemente se niegan a cumplir sus órdenes. Porque si son capaces de explotar el desequilibrio de poder para oprimir a un ciudadano cualquiera hoy, cuando solamente cuentan con un canal de youtube, una cuenta de twitter, y un programa de televisión en un canal regional, lo que harán cuando tengan un mayor control de los medios de comunicación será mucho peor.

Como siempre hago con estas cosas, imagino que recuerdas el caso de Juan Ramon Badillo, cuando alguien intenta amedrentarme pongo todo lo que tengo en mi mano para enderezar la situación. Estos son los pasos que he seguido y que seguiré en esta ocasión:

  1. Me puse en contacto con mi abogado en España para preguntarle si podía publicar este post.
  2. Publicar este post explicando punto por punto todo lo que ha pasado. No me gusta que la gente lea las cosas a medias y se quede con medias verdades o leyendas urbanas. Así que uso este post para contar la historia completa, dar pruebas de lo que ha pasado realmente, y poner capturas de pantalla de todo.
  3. Enviar todo esto que acabo de escribir a los 600.000 suscriptores del newsletter de Greenshines.
  4. Poner una demanda a Victor Peña (Masademocrata) y a La Tuerka por difamación. Voy a pedir tanto daños efectivos como punitivos tanto al programa en sí como a la persona que hizo los comentarios.

A partir de ahora cuando alguien quiera saber cuál es la historia puede venir y leerla aquí en Greenshines.

Actualización: Este es el burofax que mi abogado ha enviado a la productora de La Tuerka.

28/04/16 | enlace

Mil Novecientos Setenta y Tres #2

Viene de: Mil Novecientos Setenta y Tres #1

El que mi abuelo y mi madre me hubiesen básicamente abandonado a mi suerte en manos de aquella joven pareja y que mi abuelo desapareciese para siempre tras vender la fundición 6 meses después de darme en adopción, no me convirtió a mí en en un niño normal hijo de una pareja de clase obrera española de los años 80.

Es complicado de entender para el que no lo haya experimentado como supongo que es el caso de todo el que me está leyendo, pero voy a intentar explicarlo. Seguramente habrás leído o escuchado más de una vez a un transexual relatar que desde pequeño no estaba conforme con su cuerpo, que cuando se miraba desnudo a un espejo la imagen que veía reflejada no se correspondía con lo que el sentía que él era. Que su cuerpo de hombre y su mente de mujer estaban en conflicto. Que pedía a su madre que lo vistieran de niña y que ese sentimiento era tan genuino que en cuanto pudo se operó para cambiarse de sexo, se cortó el pene y se hizo una vagina a base de meterse cilindros de cristal cada vez mas grandes para evitar que le cicatrice el agujero que le han dejado.

A mí me pasó lo mismo. Yo nunca me sentí niño de clase obrera, siempre sentí que mi identidad y mi clase no concordaban con el lugar en el que me encontraba. Si miraba a mi alrededor no me veía reflejado viviendo en aquella casa de clase obrera. Viví mis primeros años con mis padres en la calle Andrea Doria, hoy Calle Antonio Oquendo, una calle que pertenecía a un barrio de clase obrera de Mahón que ahora ha tomado el nombre de mi antigua calle y lo llaman Viviendas de Andrea Doria.

Aquella pareja de clase obrera, se había encargado de criar contra natura a un niño al que no estaban preparados para criar. Imagina que siempre has tenido perros de barrio, de esos pekinés mezclados con chihuahua y un día te regalan un pastor alemán de pura raza que viene de un linaje de campeones del mundo. Ese pastor alemán se va a hacer el jefe de los pekineses y los chihuahuas y siempre sabrás de un simple vistazo que el porte del pastor alemán es totalmente diferente a la de esos perros que cuidabas antes. Y eso es exactamente lo que pasó.

Recuerdo perfectamente como obligaba a mi padre, más dispuesto siempre a complacerme que mi madre, a comprarme la mejor ropa y los mejores tenis. Aquel hombre, comido por la culpa por no poder darme el mismo nivel de vida que hubiera podido darme mi familia original, se desvivía siempre por complacerme en todo lo que se me ocurría y yo, que era capaz de intuir su culpa, aproveché aquello hasta el último día.

Mi madre sin embargo no caía en mis chantajes y se empeñaba en que por ejemplo llevase mi desayuno al colegio como todos los otros niños. Todas las mañanas metía en mi maleta en una bolsa de plástico un bocadillo envuelto en papel de aluminio. A mí aquello me proporcionaba una repulsión que me acompaña aún hasta el día de hoy y siento el mismo asco que entonces por la gente que va acompañada siempre de tuppers de comida camino del trabajo, los he visto subirse incluso a aviones con eso. Me negaba a que mi maleta del colegio oliese como la de los otros niños. Aquellos niños olían a pan con mantequilla, podía oler aquel hedor que desprendían sus maletas cuando pasaban por mi lado camino del colegio. Nada más salir de mi casa sacaba aquella pestilente bolsa e iba repartiendo los trozos de pan por el suelo de camino de mi casa al colegio, no paso mucho tiempo hasta que un ejercito de gaviotas empezó a seguirme todo el camino. Las gaviotas son animales muy inteligentes y en poco tiempo se acostumbraron a apostarse exactamente a las 8:30 de la mañana en la esquina de mi casa esperando a que yo pasara para acompañarme todo el camino mientras les iba lanzando mi desayuno. El espectáculo era digno de ver, más de 50 gaviotas eran mi escolta al colegio todas las mañanas.

Aquello me hizo muy popular entre los otros niños que como yo iban al colegio por el mismo camino, poco después mi camino al colegio se convirtió en una especie de cabalgata en la que yo era el rey y tras de mí 50 gaviotas y un grupo de niños que me jaleaban detrás todo el camino. Descubrí la fascinación que podía causar sobre otras personas con muy poco esfuerzo y los beneficios de la popularidad.

Como tiraba mi desayuno camino del colegio, las mañanas se me hacían eternas hasta que llegaba a la hora del almuerzo a mi casa y podía comer así que un día se me ocurrió robarle dinero a mi madre y comprarme el desayuno en la tienda del colegio de privado que había junto al mío, y que a mi entender entonces era el colegio en el que yo merecía estar. Así que ahora todas las mañanas robaba dinero a mi madre, tiraba mi desayuno a las gaviotas y a la hora del recreo salía sin que me viesen al colegio de al lado y compraba allí mi desayuno como si fuese un niño más de aquel colegio. El dinero que me daban de cambio en la tienda del otro colegio se convertía en un problema porque no quería llegar a mi casa y que mi madre viese que llevaba monedas sueltas en el bolsillo así que empece a tirarlo en las papeleras sin que nadie me viese.

Uno de esos días, tuve la idea de subirme a un pilote de cemento que había al lado de la fuente del patio del colegio donde todos los niños iban a beber y sin previo aviso lancé las monedas que me habían sobrado al aire. La idea fue un impulso, dar un patada al avispero para ver qué pasaba. Los niños, muchos de ellos eran los mismos que por la mañana me habían seguido junto con las gaviotas, ahora estaban en el suelo peleándose por las monedas que yo acababa de tirarles. La pelea había durado sólo unos minutos y la situación hacía que por primera vez me sintiese en mi lugar, en paz con el universo. Aquello se convirtió en una costumbre como la de las gaviotas, a la hora del recreo me subía a aquella columna de cemento, me comía aquel bocadillo de una calidad muy superior al pan con mantequilla y aceitunas que comían aquellos niños que me miraban y los miraba mientras disfrutaba de la expectación que se iba creando “¡Ya va a tirar el dinero!” gritaban y se iban a acercando más niños. Yo esperaba hasta que empezaban a gritar mi nombre mientras yo movía las manos haciendo ademán de lanzar las monedas sin lanzarlas y disfrutaba de mi bocadillo viéndolos a todos abajo. En el momento álgido del griterío lanzaba las monedas al aire y disfrutaba de aquello.

Con el tiempo fui añadiendo nuevos gags al número, aprovechaba que nadie se iba a mover de allí abajo y que tenía la atención de todos para mejorar mi espectáculo. Bailaba sobre la columna, gritaba trabalenguas en catalán haciendo aspavientos con las manos como si estuviese dando un discurso, hasta que un día se me ocurrió añadir un número de peligrosidad al espectáculo que me pondría fuera de aquel colegio. Se me ocurrió dividir las monedas en dos grupos unas las lanzaría al aire y otras las lanzaría contra el grupo de los que estaban en el suelo cogiendo las monedas. Recuerdo como si estuviese pasando ahora mismo a cámara lenta como las monedas de un duro brillaban en el aire y golpeaban las cabezas de aquellos niños y como se rascaban felices y seguían peleando por el suelo. Pasaba el resto del día planeando cual sería mi número sobre la columna al día siguiente.

Una mañana, antes de que llegase la hora del recreo, una señora interrumpió la clase de repente y entró sin llamar a la puerta, traía a Ricardo Pons de la mano. El niño me señaló a mí y la madre empezó a gritarle a la profesora diciendo que yo había dañado la córnea de su hijo tirándole un duro. Mientras escuchaba a aquella mujer gritar la palabra córnea una y otra vez, yo, que no tenía ni la mas remota idea de lo que era una córnea, pensé que tenía que ver algo con cuerno y que mi moneda había golpeado la cabeza de aquel niño, por donde salen los cuernos, y se había quedado subnormal. Recuerdo que siempre decían que si te golpeabas en la sien podías quedar desde tonto a morirte. Miré entonces a Ricardo, que estaba de pie junto a su madre sin decir nada y por su gestó deduje que sí, aquel niño había quedado subnormal por culpa de andar por el suelo por una moneda de un duro.

01/02/16 | enlace

Mil Novecientos Setenta y Tres #1

1973

Pasé los primeros 12 años de mi vida totalmente consciente de ser especial, el tema me creaba ansiedad y con frecuencia cuando alguno de mis padres me hablaba, las pausas entre algunas de sus frases me provocaban ese dolor de estómago que anticipaba que ese era justo el momento en el que me lo iban a contar. Sabía que era un genio, y creía que ellos estaban solo esperando el momento adecuado para comunicarme oficialmente que efectivamente así era. Me imaginaba que lo que yo intuía era algo que solía pasar a menudo. Al nacer, la enfermera salía al pasillo y le daba la noticia al padre que esperaba fuera fumando: “Acaba usted de tener un genio, enhorabuena. Recuerde no contarle nada al niño hasta que este preparado” En los años 70, los padres no sabían si lo que iba a nacer era un niño, una niña o un genio como era mi caso. A los genios, a los niños genios, se les notificaba su condición de genio llegados a cierta edad cuando pudieran comprender lo que eso significaba. Algo así como cuando a Superman su padre adoptivo le enseña la nave donde se lo encontró y le descubre que es Superman. Yo, como era un genio ya lo sabía, no tenía más que esperar el momento. Mientras tanto, por pudor, en una especie de condescendencia con ellos no lo comentaba e incluso tenía ensayada la cara de sorpresa para cuando me lo contasen. Como si no lo supiera ya.

Nací en los años 70 en Mahón, a mi madre no se la vio por allí. Mi madre quedó embarazada con 17 años. Cuando se lo contó a sus padres, su madre dijo a su círculo de amistades que su hija se había ido a estudiar a Canadá y su padre le alquiló un apartamento en Mahón, donde él tenía una pequeña empresa de fundiciones. Ella pasó los siguientes meses de embarazo en Menorca.

Mi abuelo le propuso a uno de sus empleados que acababa de casarse que cuando naciera cuidase de mí, una especie de adopción verbal, y así después de dar a luz mi madre me puso de nombre Israel, volvió a Londres y siguió con su vida. Mi madre, la de verdad, murió de sobredosis a finales de los 80, algo común en aquellos años pero que imagino que no ayudó a mejorar la reputación de mi abuelo en la comunidad judía de Londres, digo imagino porque cuando tuve la ocasión de preguntar de qué disfrazó aquello, no lo hice.

Cuando mi madre murió yo tenía 17 años, la misma edad que ella tenía cuando yo nací.

Unos meses después de que ella muriese un señor mayor vino de visita, y la que yo creía entonces que era mi madre me lo presentó como mi tercer abuelo. No pregunté tampoco esta vez porque como presentación me pareció tan buena que no quise estropearlo y recibir algo mediocre como respuesta. Nadie tiene tres abuelos de la misma forma en la que nadie nace sin ombligo.

Mi tercer abuelo me llevo a comer, me contó todo lo que yo acabo de contar en estos párrafos de arriba en uno de los almuerzos que mejor me han sabido de toda mi vida. Aquel señor parecía un mago y estaba allí desvelándome el truco del juego de prestidigitación que habían sido los primeros 17 años de mi vida. No hice preguntas, de nuevo, no me enfadé ni reproché nada, actitudes totalmente mediocres e impropias de mi. Me alegré de por fin haberme encontrado con otro mago a mi altura.

Sigue leyendo aquí la segunda parte: Mil Novecientos Setenta y Tres #2

30/01/16 | enlace

He grabado este vídeo desde mi ventana

Ayer cuando llegué de cenar grabé este vídeo desde mi ventana. Paso bastante tiempo mirando a la gente entrar y salir en esos autobuses de ahí abajo o un poco más a la izquierda reuniéndose en grupos enormes y cruzando sicronizados por el semáforo. Digo que paso bastante tiempo, porque es literalmente imposible no hacerlo, es casi hipnótico.

Te aconsejo que lo pongas en HD y pantalla completa. El vídeo esta grabado con un Samsung Note. Lamentablemente no me di cuenta y grabé todo el vídeo solo a 720p, pero aun así, merece la pena.

La canción es You don’t know, de Apparat.

06/12/15 | enlace

| PÁGINA SIGUIENTE

1998-2017 GREENSHINES.COM - Greenshines es una publicación para caballeros escrita por Israel Greenshines y online desde 1998.