Tratando a los culos como Dios manda [capítulo final].

DIOS MIO. Es definitivo, a pesar de que amenacé con que tendríamos futuras entregas de este fascinante tema en el futuro, esta es la última vez que lo hago por los siguientes motivos.

1- Todo lo que veo en este momento son culos, hasta en mi teclado.
2- Podría estar repitiendo docenas de imagenes de entregas pasadas y ni me entero, después de todo nuestro cerebro está especializado en identificar y reconocer rostros, no anos y lenguas.

Dicho esto disfruten ustedes de esta última selección, después de todo casi nada bueno dura mucho.


31/07/10 | enlace

GREENSHINES.COM