Webs sinceras y webs hipócritas

Existen dos clases de webs para adultos en Internet. Las sinceras y las hipócritas.

Las hipócritas intentan hacerte creer que cuidan de sus usuarios porque ponen en pequeñito unas letritas que pone “publicidad” encima de cada banner, tratan con amabilidad a los trolls y hoygans en sus comentarios e intentan hacerte creer que ponen contenido exquisito. Este tipo de webs esconde a un webmaster acojonado por quedarse sin tráfico, una manada de usuarios subidos a la parra en los comentarios creyendo ser clientes con derecho a escribir subnormalidades bajo cada noticia y un contenido de mierda ya que no puede permitirse casi nada a causa de que le da miedo poner publicidad. Las consecuencias las paga el visitante: una web llena de gente comentando tonterias bajo post, con videos de 4 minutos alojados en servidores gratuitos externos. No hace falta que pongamos nombres a las webs, el que mas y el que menos ya las conoce.

El Segundo tipo de webs, las sinceras, son webs que no se cortan en poner en la calle al primero que escribe idioteces en los comentarios o mejor aun, webs que no necesitan los comentarios, que no se cortan a la hora de poner publicidad y que por lo tanto pueden permitirse, por un lado, usar su tiempo en actualizar la web en lugar de moderar los comentarios y hacer la pelota a los visitantes; y por otro, poner videos de calidad en sus posts ya que gracias a la publicidad pueden permitirse pagar servidores en condiciones donde alojar sus vídeos.

Yo me siento orgulloso de pertenecer a este segundo grupo. En Greenshines vas a ver toda la publicidad que yo necesite poner para, a cambio, no tener que leer a analfabetos en los comentarios y poder ver vídeos de calidad alojados en nuestros servidores.

En el cine porno a lo largo de los años a pasado algo similar. Mientras en los 80 y 90 podíamos ver cine porno de calidad hoy en día, sin embargo, lo único que vemos es la misma película una y otra vez. Los mismos actores, cortados por el mismo patrón, realizando porno en una especie de coreografia que se repite una vez tras otra en un proceso de fabricación de porno en cadena.

Asi que hoy vamos a demostrar, empiricamente, las dos verdades mencionadas en este post anteriormente.

Vamos a ver una pélicula porno de 500 megas alojada en Greenshines, cosa que no puedes ver en otra web y vamos a ver porno de 1977 “Cathy, fille soumise”. Retro porno de calidad.

26/09/10 | enlace

Además de escribir aquí en Greenshines.com y enviar el email de Greenmshines suelo subir a veces fotos a mi cuenta de Instagram y decir cosas en mi cuenta de Twitter.

GREENSHINES.COM