En este post te cuento como cagar con clase por el mundo

He escuchado a muchas personas decir que lo primero que hacen tras montarse en un avión, entrar a un cine o cualquier local público es localizar la salida de emergencia y trazar un plan en su mente para salir rapidamente del local o del avión en caso de que sea necesario: “La salida esta 4 filas más alante y hay un gordo sobre el que debo saltar por encima…” etc. Yo no hago ese tipo de cosas porque no voy al cine desde hace años y mucho menos a locales públicos, la misma palabra público ya me produce repelús como me lo produce todo lo público, y aunque sí que es cierto que viajo mucho en avión lo hago siempre en primera clase y no necesito hacer ese tipo de planes. Verás, algo que la gente de a pié no sabe es que hay un acuerdo tácito entre las aerolíneas y los señores que viajamos en primera clase que consiste en que en caso de emergencia, las azafatas retienen y obstaculizan la salida a los de clase turista hasta el final con cualquier excusa para que los ricos de primera clase salgamos primero y salvemos la vida. Además de eso, en caso de accidente los pilotos, como parte de ese acuerdo tácito también, chocan en la medida de lo posible siempre con la cola del avión para que los de clase turista se lleven toda la ostia. De esto no te enteras si viajas siempre en turista, no te lo van a contar. Pero cuando viajas en primera al tercer o cuarto viaje te lo comentan como en broma las azafatas, pero todos sabemos que están hablando muy en serio.

Lo que si hago parecido a eso de hacer planes de escape de situaciones de emergencia es un mapa de los mejores váteres de las ciudades en las que vivo. Me refiero a váteres a pie de calle. Me explico. Imagina que vas por la calle paseando y de repente caes en la cuenta de que te estas cagando, la gente normal entra donde puede: un bar, un Starbucks que se yo. A mi me da asco eso, así que durante años me he creado un mapa mental de los mejores váteres ocultos de todas las ciudades en las que he vivido. Miami, Vancouver, Nueva York, Madrid, Tokio etc. Hay váteres desperdiciados que nadie usa y están impolutos en bancos, joyerías, hoteles, edificios importantes etc. y yo mantengo un mapa mental de mis rutas y esos grandes váteres donde al salir te llaman señor y te abre la puerta un portero.

Podría incluso hacer un ranking de ciudades con mejores váteres ocultos en la que Madrid ocuparía el último puesto por su poca oferta, destacaría únicamente tal vez el vater del edificio de la inmobiliaria Engel & Voelkers en la calle Génova, en la que tienes que mentir a los de seguridad en la puerta y tras enseñarles el DNI decir que has quedado con Jon Loizaga (nombre ficticio, yo uso uno real de alguien que trabaja allí y a quien compre un piso hace tiempo) que te va a enseñar un piso. Una vez que entras, el váter secreto está en la quinta planta. Miami tiene poca oferta también, al igual que Madrid, pero por razones diferentes. Si Madrid tiene poca oferta porque en realidad en Madrid todo es mas bien cutre y publico, en Miami hay poca oferta porque al no ser una ciudad como tal tienes que moverte en coche a todos lados y si te estas cagando en Aventura en medio de un atasco, ir a un váter que secreto conoces en Brickell no es una solución.

Vancouver sin embargo no está nada mal en cuestión de váteres ocultos y destacaría el que hay junto a la recepción del hotel Shangrila y en la misma calle el de la sucursal principal del TD Bank en el edificio del Pacific Centre. Manhattan es posiblemente el mejor sitio junto con Tokio que destaca de lejos por poseer los mejores váteres secretos y de extrema calidad de todo el planeta. En Tokio uno de mis favoritos y que me ha salvado la vida en muchas ocasiones se encuentra en la segunda planta de uno de los dos Bic Camera que hay en Shibuya, el que esta camino de Omotesando, concrétamente este. Hago ese camino Shibuya Omotesando paseando muchas veces. La segunda planta de Bic Cámera, donde se encuentra ese váter es la planta de audio así que además de ir a un baño que nadie utiliza y está impoluto, tienes la ventaja de que si alguien te acompaña no tiene porque quedarse aburrido contando los minutos que tardas en salir sino que puede trastear un rato y mirar auriculares, amplificadores de bolsillo y reproductores portátiles de audio de alta definición, tienen siempre las últimas novedades.

28/09/17 | enlace

1998-2017 GREENSHINES.COM - Greenshines es una publicación para caballeros escrita por Israel Greenshines y online desde 1998. Ahora mismo hay 3.349 personas online leyendo Greenshines contigo.