La señora de la fusta

No te rias ni pongas esa cara. Si en su momento, tu madre hubiese tenido dinero para una fusta y unas botas de vinilo, seguramente hubiese preferido abandonarte a tu suerte en un orfelinato cuando cumpliste 10 años, para irse a hacer este tipo de vídeos con total libertad en lugar de quedarse cuidándote a ti y a tus hermanos en un piso de barrio obrero; pero tu sigues en ese estado de negación de la realidad que padecen los maltratados y vas a leer esto y pensaras que estoy bromeando, que no se de lo que hablo o peor aun que estoy drogado, nada mas lejos de la realidad.

29/11/11 | enlace

GREENSHINES.COM