Publicado el 10/02/2012 por

La Mantis religiosa es un clásico que ha llegado al estatus de tópico de la fotografia. No sólo las hemos fotografiada en todas las posturas posibles, si no que ademas todos conocemos sus peculiares costumbres a la hora de reproducirse. Hasta hoy no había podido ver un vídeo en el que se viese tan claramente como la hembra mata y se come al macho, no después del acto sexual como yo creía, si no antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *